fbpx

Hábitos saludables

En un contexto que a diario nos viene demostrando que nuestros hábitos, tanto alimenticios como estéticos (y muchos otros) están enmarcados en la explotación constante y desmedida de los recursos del planeta y en la infravaloración de la naturaleza; donde pareciera que lo que no sale de nuestro bolsillo no tiene valor, nos parece imperiosa y urgente la necesidad de empezar a sembrar la semilla del respeto al medio.

¿Cómo podemos lograrlo? 

Incentivando a lxs niñxs, desde la más temprana infancia, a mantener hábitos saludables y por sobre todo, predicando con el ejemplo.

Nunca olvidemos que aprendemos por imitación y un peque que vea a sus adultxs de referencia arrojar papeles en la calle o usar agua indiscriminadamente, es mucho más probable que lo replique, por más que discursivamente reciba información contraria.

Otra sugerencia es generar espacios de diálogos, donde se fomente el respeto a nuestro propio cuerpo y nuestras emociones, motivándolos a transitarlas desde un lugar cuidado, permitiéndoles expresarse y no juzgándolos.

Que participen de las tareas domésticas, tanto niños como niñas, que conozcan el origen de las cosas, que participen en la elección de las tareas, que puedan jugar y ser creativos con la comida que hacen, pueden amasar, elegir sabores, decorar. Es más probable que un niñx con un rol activo en la cocina (por ejemplo), incorpore ciertos alimentos que de otra forma no lo haría.

patti black 39w6iSa9p5s unsplash

Por último, y con esta premisa vamos a ir hasta el hartazgo: empatía. Empatía con los otros, con todos los otros. Todos somos parte de un mismo planeta, todos somos parte de este engranaje, todos tenemos el poder de hacer cambios y la forma es en conjunto. Se cuida a un amigx, se cuidan los pájaros, se cuidan los árboles.

Una buena idea es tener una huerta (si no tenes espacio podes hacerla en macetas) para que lxs chicxs puedan ir observando todo el proceso de crecimiento de una planta, te aseguramos que es mágico.

Mascotas, si! Siempre. Que lxs niñxs se encarguen del agua, de ponerles comida (por supuesto con la ayuda de los grandes), fomenta la responsabilidad y el amor hacia seres de otras especies.

Nuestro cuerpo es único – nuestro planeta es único, necesitamos que las nuevas generaciones lo aprendan mucho antes de lo que lo aprendimos nosotrxs.

Dejá tu comentario

¿Cómo adaptas tu trabajo a la nueva realidad?

Ankalea brinda a los profesionales de la salud mental una plataforma para tender redes, facilitar el trabajo interdisciplinario y acercar terapeutas y pacientes.